sábado, diciembre 17, 2016

Diálogo de ciegos: escrúpulos

Fedro. Sabes, Alcibiades, he vuelto a discutir con mi vecino y me ha vuelto a decir que no está bien generalizar cuando se argumenta…

Alcibiades. ¡Pobrecitos!, los ignorantes son como cotorras, sólo saben de lugares comunes

Fedro. Ni siquiera son capaces de darse cuenta que ellos lo hacen constantemente cuando intentan imponer una opinión

Alcibiades. Y lo peor del caso es que si quisieras hacérselo ver no obtendrías ningún éxito. Si somos realistas podemos incluso afirmar que hay veces que una falsa generalización contiene más verdad  que una perífrasis verbal surgida de la autocensura o de las buenas intenciones

Fedro. Creo que te entiendo Al, y pienso que, en efecto, hay demasiada ignorancia; además ya sabemos ambos lo que pensamos de las buenas intenciones

Alcibiades. Seguro, amigo Fedro, pero lo que a mí me preocupa es la hipocresía que deviene de esa ignorancia. La gente cada vez tiene menos escrúpulos y más ideología

Fedro. Cómo te gusta generalizar Al

Alcibiades. No es que me guste, es que se trata de la única forma de avanzar en el conocimiento

Fedro. Pero ¿has contemplado la posibilidad de estar equivocado?

Alcibiades. Por supuesto amigo Fedro, pero para ello he tenido que generalizar. La escrupulosidad es una cuestión de moral y rigor. La moral tiene que ver con las reglas, las costumbres y la conducta, y el rigor con la autoexigencia

Fedro. Escrúpulo, como sabrás, viene de escrupulos, que significa guijarro pequeño y puntiagudo. Y yo no sería de los que creyera que para saber afrontar el sufrimiento hace falta entrenamiento. Bajo mi punto de vista no hace falta ponerse un guijarro dentro del zapato para recordarnos el camino recto

Alcibiades. Yo tampoco, pero no estaría de más tener ese guijarro en la mesita de noche

Fedro. Bueno, puesto a aceptar tu teoría creo que sería más práctico llevarlo en el bolsillo

Alcibiades. ¿Dónde se encuentra el bolsillo en una falda o en un traje?

Fedro. ¿Qué quieres decir Al?

Alcibiades. Que los árboles son verdes

Fedro. No siempre

Alcibiades. Pues eso, pero yo tengo el guijarro debajo de la almohada

No hay comentarios: