domingo, octubre 30, 2016

Diálogo interrumpido (por la distancia temporal)

O del efecto flicker

(Un día cualquiera)
Fedro. ¿Sabes Al? hay quien dice sorprenderse ante la respuesta que los jóvenes dan en las urnas, pero la verdad es que no entiendo tal sorpresa.
Desde 1914 a 1945 en Europa, en la vieja Europa, más de 100 millones de personas han sido masacradas por las guerras, los campos, las hambres, las deportaciones… Por no hablar de todo lo acaecido después en los Balcanes y en toda la Europa Oriental, y por no hablar de las hambrunas africanas de las que los europeos parecemos no saber nada, quizá por sentirlas lejanas, digo yo. La cuestión es que si lo piensas bien los jóvenes tienen motivos para ser, si no nihilistas, sí al menos unos perfectos descreídos, lo que les da derecho a protestar ejerciendo su derecho a exigir un cambio en el estado de las cosas. Ellos no se merecen heredar un despropósito que no va con ellos… Hay motivos más que suficientes para entenderlos...

(Tres día después de un día cualquiera)
Alcibiades. Querido Fedro, he tardado en contestar porque lo que dices me parece tan importante como sorprendente. Tú te sorprendes ante la sorpresa de otros y yo me sorprendo de la tuya. No seré yo quien te quite la razón si fuera la razón lo que estuviera en juego, que no es el caso. Antes de responderte he querido realizar unas preguntas a mis alumnos, que no son sino esos jóvenes que necesitas entender para poder justificar. Digo yo. Pero, ¿acaso necesitamos entenderlos? ¿Es esa la cuestión? O mejor, ¿crees que cambiarían las cosas si los entendiéramos? Les pregunté si sabían quién era Stendhal y me dijeron que no; les pregunté si sabían quién es David Lynch y no lo sabían; les pedí que me dijeran nombres de directores de cine y su respuesta fue un murmullo; les pregunté acerca del problema de Oriente Medio y ninguno tenía opinión; les pregunté si sabían quién fue Pol Pot y no lo sabían; les pregunté por los Hutus y los Tutsis y creyeron que les hablaba de una película; les pedí opinión sobre lo acaecido en Ruanda años atrás y no supieron ni situar mentalmente el país. Después me retiré a mis aposentos y me encontré con esta noticia “El 85 % de los adolescentes no puede leer sin oír música al mismo tiempo, generando lo que los psicólogos llaman el flicker effect”. ¿Me sigues? 

martes, octubre 18, 2016

La forma y el concepto



La forma y el concepto

O la angustia, que también podría ser.

Desde un tiempo a esta parte han ido apareciendo unos dibujos en las paredes de las calles de Monteolivete (6 que yo haya contabilizado de momento). ¿Unos dibujos? Sí en la medida en que son formas realizadas teniendo la línea como fundamento. ¿Sólo dibujos? Eso ya no está tan claro porque se encuentran realizados en espacios públicos, en vías transitables por ciudadanos de a pie. ¿Graffitis entonces? Puede, pero tampoco está tan claro, sobre todo habida cuenta de los que “adornan” generalmente las calles de la urbe, que casi en su totalidad no son otra cosa que representaciones narcisistas realizadas por “niños” que se aburren. Algunos de ellos generados por necesidades estetizantes algo grotescas y otros directamente provocados por necesidades reivindicativas psicopáticas (tags).

La zona donde se ubican estos dibujos se encuentra limitada por Ruzafa y el Ensanche, así entre una zona hipster y una zona burguesa. Zona repleta de graffitis cuya única razón de ser es aquello que sirve para justificarlos: las necesidades de los adolescentes por expresar lo que al parecer no les dejan decir los mayores. Digo yo. ¿Y qué expresan con esos graffitis? Respuesta: nada.

Nada al menos que pudiera servir para provocar la reflexión del viandante, que sería en principio eso por lo que nació la necesidad de expresarse en espacios públicos, o bien a través de un estilo muy personal y repetitivo o bien a través de conceptos que jugaban con la ambigüedad con el fin de provocar esa reflexión. Nada que ver con las suciedad de los tags, que es aquello que predomina en el triángulo citado.

A veces aparecen, es verdad, graffitis que sin duda pretenden ser la obra de una artista. Aquí en Ruzafa pasa de vez en cuando pero no dejan de ser, la mayoría de las veces, más que ejercicios de estilo que derivan siempre en cierto manierismo. 



Estos dibujos son otra cosa. Al menos eso a mí me parece. No sé qué me quieren decir, pero tengo la convicción de que algo me quieren comunicar. Nada parece casual en el dibujo formado por dos formas diferenciadas pero claramente interdependientes. Tampoco parece casual la pose del antropomórfico falo que, plantado, se encorva de forma lánguida hacia adelante, como cansado, agotado. ¿Agotado? Sin duda, como demuestra esa otra forma cuyo significado tampoco está del todo clara: no se sabe bien si se trata de una gota de esperma o de un simple “bocadillo”. En cualquier caso, ese falo adulto, encorvado y cansado nos pide ayuda. ¿Se la podremos ofrecer?






viernes, octubre 07, 2016

Diálogo de ciegos: Zeitgeist

Fedro. Me siento un tanto desconcertado Al, no sé qué tipo de virus se me ha metido en el ordenador pero de vez en cuando me sale en pantalla un anuncio parpadeante que dice “Una madura sale más barata que una puta”, ¿sabes por casualidad qué quiere decir?

Alcibiades. Y a mí me sorprende tu pregunta amigo Fedro. Por supuesto que no sé qué quiere decir, los dos sabemos que ambos somos gente poco preparada para abordar estos temas…

Fedro. ¿Estos temas?

Alcibiades. Sí, bueno, pues eso… ya sabes…

Fedro. Exacto: esos temas sobre los que nosotros no tenemos gran opinión, lo sé, pero ¿qué puede significar eso de que “una madura sale más barata que una puta”?

Alcibiades. No tengo ni idea, pero se me ocurre que pueda tener algo que ver con el espíritu de nuestros tiempos, de otra forma no…

Fedro. (Interrumpiendo) De acuerdo, pero eso no es decir demasiado

Alcibiades. Pues hay muchos pensadores que no han hecho en su vida otra cosa que justificarlo todo acudiendo al Zeitgeist

Fedro. Pero nosotros no somos así, Al. ¡Nosotros queremos saber!

Alcibiades. Pues en este caso no creo que te sirva de mucha ayuda. No sé qué puede significar esa frase de “una madura sale más barata que una puta”

Fedro. Más que una frase parecía un anuncio. (Pensando en voz alta y con la mirada perdida) “Una madura sale más barata que una puta”... ni idea… ¿pero crees que debemos preocuparnos?

Alcibiades. Bueno, yo diría que la afirmación…

Fedro. (Interrumpiendo) El anuncio

Alcibiades. Eso, el anuncio, pero a lo que iba: yo creo sólo debería preocuparnos en la medida que no lo entendemos… aunque seguro que no carece de sentido… 

domingo, octubre 02, 2016

Diálogo de ciegos: el vecino

Fedro. ¿Sabes Al?, dicen que la realidad supera la ficción.

Alcibiades. Pero eso es imposible

Fedro. Bueno, es lo que dicen

Alcibiades. Lo cierto es que cada vez son más gilipollas los vídeos que se viralizan en la red

Fedro. Ves, querido Al, hay que repensar todas las cosas. No creo que estemos en condiciones de rechazar cualquier posibilidad. Las cosas no son como antes

Alcibiades. Nunca han sido como antes amigo. Mi vecino, ya te digo, es buena gente, pero se descarga todo lo que puede de internet sin pagar ni un euro. Se sabe todos los trucos; no tiene ningún respeto sobre la propiedad intelectual… y se cree muy de izquierdas

Fedro. ¿Y no es cierto que las focas apenas interesan ahora? ¿Te has parado a pensar por qué ya nadie habla de focas?

Alcibiades. Ni de ocas… pero sí de toros

Fedro. ¿Quizá porque Brigitte Bardot ya no existe?

Alcibiades. ¿Tu crees que si nos lo propusiéramos podríamos ser unos buenos comunicadores en la red?

Fedro. No Al, no, para triunfar como youtuber tienes que ser mucho más inteligente de lo que somos nosotros: y además somos muy pudorosos

Alcibiades. Ay, Brigitte Bardot, ¿te acuerdas de Las petroleras?

Fedro. Claro, pero ten en cuenta una cosa: ellas de nosotros no