miércoles, febrero 28, 2007

Fotografía digital

Hubo un tiempo en que la Fotografía era analógica. Un tiempo en que, tal vez por ello, la Fotografía era irremediablemente narrativa. Quizá también debido a ello el Arte, siempre más pendiente del “mensaje”, a ser posible críptico, la estuvo rechazando durante toda la misma Historia de la Fotografía Analógica.

La Fotografía Analógica reproducía la realidad a base de puntos, de lo que se llama grano en términos fotográficos (y ya trasnochados). Sobre material fotosensible quedaba plasmada la realidad a partir e un uso adecuado de la luz. Todo resultado era una suma de puntitos que reproducían (¿) la realidad en un instante tan preciso como irrepetible. Y por irrepetible tan eterno como imposible. Barthes da buena cuenta de todo este berenjenal en su interesante pero nocivo libro La cámara lúcida.

Ahora la Fotografía YA no es analógica, es digital. Y ya no representa (¿) la realidad a base de puntitos, tan orgánicos ellos. No, ahora la realidad se reproduce a partir de píxels. Y los píxels son estrictamente ortogonales y asépticos. Curiosamente, desde que la Fotografía es un compuesto reticular ha dejado de ser narrativa para convertirse en algo conceptual y por tanto puramente abstracto. Desde que el mundo se traduce en cuadraditos ya nadie cree que la Fotografía reproduzca la realidad. Todos los estructuralistas habrían perdido el tiempo adelantándose a los acontecimientos. Lo habrían perdido en la medida en que su razón era sólo teórica y por tanto ajena a la fugaz realidad inconmensurable e inasible.

Cada vez que enseño a mis alumnos una fotografía un poquito extraña me acaban preguntando siempre si es o no real lo mostrado; o si está o no manipulada. Es como si necesitaran conocer el grado de Verdad para situarse ante ella. A pesar de que el truco fotográfico ha existido siempre y siempre ha habido manipulación en todo acto fotográfico (desde el disparo hasta la copia), es ahora cuando se acepta sin dudas que la realidad nos engaña. Y ya nadie duda de que la duda que convoca toda fotografía digital es la única Verdad posible. La duda, pues, como forma de pensamiento único. La sospecha como forma de pensamiento débil.

Addenda. Es muy probable que en las filas del PSOE haya un infiltrado de la oposición. Viendo las fotos de las vallas publicitarias que le han hecho a Alborch y sobre todo a Pla, es absolutamente imposible no preguntarse ¿son o no son reales estos seres? Aún más: ¿por qué ese empeño en asociar a Pla con Bela Lugosi?, ¿son personajes de una nueva versión de La noche de los muertos vivientes?
(nota: de nuevo pido disculpas, esta vez por las incorreciones sintácticas y ortográficas del post Novelas muertas II).

5 comentarios:

juan diez del corral dijo...

Más que incorrecciones sintácticas u ortográficas, lo que suele haber en algunos de tus post (como en muchos de los míos), son simples erratas. Es curioso lo fácil que las detecta el lector, y la facilidad con que se le pasan al escritor cuando relee lo que acaba de escribir. Yo prefiero los textos correctos, pero bien sé que el anhelo de perfección es una arrogancia como otra cualquiera. Y más, en un tipo de comunicación ágil y personal como la de los blogs.
El placer de leerte compensa esas pequeñas imperfecciones, y ten por seguro que compensaría muchísimas más.
De todos modos y ya puestos a postear, no acierto a entender del todo la cualificación de organicismo para los puntos y de asepsia para los pixeles, y la diferencia que ello pudiera suponer.

Max dijo...

Que para los pixeles no pase el tiempo, efecto de esa cadena de ceros y unos a la que pertenecen, es cuanto menos inquietante. Mientras que nosotros vamos viviendo poco a poco, muriendo poco a poco, ellos -hasta donde me consta- no saben de ello: o se leen o no se leen: nada de huellas, de grietas, de motas de polvo. El tiempo no puede posarse sobre los pixeles. Pero cuando el tiempo sopla demasiado por fuera del pixel (que eso pasa rapido: porque el soporte en el que esta contenido, ése si que no se libra de esto!), entonces lo que se tiene es... nada de nada: la imagen deja de verse. No veremos envejecer a nuestros archivos informaticos, simplemente dejaremos de verlos.

Respecto al libro de Barthes... es interesante porque nocivo? interesante pero mal leido? nocivo por lo que ha venido tras el? nocivo porque interesante?

Anónimo dijo...

Si el camarada Josep, tuviese por apellido Dracul y
Se presentara por Vallachia,
Creeríamos que no solo esta favorecido, sino muy vivo.
Incluso podríamos frotarnos las manos,ante el baile de medianoche que se aproxima.
(Así la Fotografía Subjetiva)

Renfield.

posdata: Por los clavos de Cristo, que verdad es, lo que piensas de Barthes.

Anónimo dijo...

Gracias

Con la popularización (por su disminución de precio, etc.) de las cámaras de fotos digitales (incluyendo las de los teléfonos móviles, tabletas, etc.) se están notando ciertos cambios de costumbres en la gente, aumentando ciertas actividades humanas. A ver si hacemos una lista más o menos completa. Empiezo:

1. Se "escribe" o "dibuja" (graba) más en la arena de las playas (para luego "inmortalizarlo" con el disparador, claro). Si es una frase o corazón de (un) amor al poco tiempo roto, se puede borrar fácilmente (no tanto si se ha publicado en "Carabuk").

2. Se pegan más brincos (para mostrar al mundo lo guays o divertidos que somos así como levitando con la melena al viento -y poco originales, claro-).

3. Se hacen más uves con los dedos, sobre todo si naciste allá por donde dicen que ídem el sol. Si Churchill levantara cabeza ...

4. Se hacen más selfies, muchos más ... ¿Se harían en la época analógica, arriesgándote a que sólo se te viera una oreja? No recuerdo haber visto a nadie tan valiente en los 80 o 90 ...

5. Se profanan más templos (iglesias) sin escrúpulos, aunque a la entrada se prohiba el uso de flash o sacar fotos directamente (los grandes grupos de turistas son refugio de "despistados", entre comillas o no, que se saltan estas normas). Ídem para museos y otros monumentos.

Es cierto que también ha traído mejoras ...

6. Se capturan más hechos delictivos, realizados por ladrones, asesinos, policías abusones, ... aunque no siempre sirve para compensar los daños ... y el fotógrafo se la puede jugar ...

Y, ya en la """intimidad""", ...

7. Se hacen más "calvos", etc. Bueno como """sólo""" van a ver las fotos de los traseros, etc. los """amigos de confianza""" ... :-)

Si me he equivocado en algo, por favor, corregidme. Y a ver si la lista aumenta mucho y bien. Seguro que es posible. Gracias

------
Participación libre en http://bandaancha.eu/foros/fotografia-digital-cambio-habitos-1710802

Anónimo dijo...

Hay un libro (tesis) interesante relacionado con estos cambios fotográficos desde la era analógica a la digital: "De la cultura Kodak a la imagen en red : una etnografía sobre fotografía digital". La introducción (y algo más) está en http://fotologia.wikispaces.com/file/view/Proyecto+tesis_Edgar+G%C3%B3mez.pdf

Hay un interesante artículo sobre las modificaciones en el comportamiento humano que ha traído la fotografía digital:
Cinco formas en que la cámara digital nos ha cambiado: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/01/120112_camara_digital_cambios_jgc.shtml

Y un bloggero se anima a aumentar la lista:
Podríamos aumentar la lista con: “se ha mejorado la presentación en las comidas diarias”, no vaya ser que piensen que no comemos con glamour :D: http://diegojambrina.com/la-fotografia-digital-vs-fotografia-analogica/#comment-7976